Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

Madhava - Día internacional del Yoga

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

La responsabilidad

 

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

Religión y Espiritualidad

 

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

La Justicia como método

 

Valora este artículo del blog:

¿Quieres saber lo que es Yoga y lo que no es Yoga?

yoga

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

La Enseñanza (25 aniversario)

Si tuviéramos que dar forma a un proyecto y habláramos de un plazo de 25 años exclamaríamos un “largo me lo fiáis”, pero, en este caso, y una vez cubierto este tiempo, sólo nos queda reconocer que ha sido breve, casi un suspiro y en ese tiempo el Ashram se ha consolidado, el Maestro ha dado y da fe de lo que convierte en incuestionable el valor de sus enseñanzas. Han pasado muchos años, muchas personas, muchas cosas, pero su presencia y su enseñanza continúan imperturbables y se van disipando nuestras dudas sobre sus cimientos, sobre “aquello” en lo que está anclado. Ha resistido los embates de todo el bombardeo de técnicas novedosas, milagrosas; ha resistido nuestras impertinencias, nuestras “crecederas” y sobre todo la vanidad que hemos ido desarrollando según nos íbamos haciendo conscientes de que esas enseñanzas que él nos entregaba, producían reacciones que nos han impulsado a crecer y a convertirnos en “maestrillos” tremendamente realizados y a las que él ha respondido desde su comprensión, desde su tremenda soledad y sobre todo desde su silencio, que gracias a él se va convirtiendo en nuestro. Recuerdo una entrevista realizada a Madhava en la que a la pregunta sobre su opinión de cómo veía la transmisión de la enseñanza, respondía que

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

La difícil tarea de vaciar la agenda

En una época donde impera el acceso a la información, el acceso a las redes sociales, a la conexión virtual, se ha creado lo que yo llamaría la época del YA y en consecuencia la época de la desconexión interna. Lo que antes tardábamos horas, días, podemos ahora atenderlo en cuestión de segundos o minutos. Y lo que a priori podría parecer una ventaja, esconde también su lado oscuro, y, es que el abuso de todo este despliegue de facilidades tiene la trampa de, entre otras cosas, saltarte los ritmos naturales y comenzar una carrera de estímulos para la que no parece que estemos preparados.

Quieres ver una peli? Cuál? La tienes online. Quieres escuchar una música? Cuál? La tienes online. Quieres leer un libro? Cuál? Lo tienes online. Quieres tener conocimiento sobre un tema? Cuál? Lo tienes online. Quieres contactar con tus amigos o ...

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

Cliente, alumno, discípulo

 Cliente, alumno, discípulo

Siendo como es el lema del Congreso “ las escuelas  Sanatana Dharma: el servicio como autorrealización “, he querido enfocar este lema desde una perspectiva que reconozco como propia y sin ánimo de hacer una autobiografia, no por ausencia de ego, sino más bien por ser este un proceso o recorrido en el que no hay nada  de original o propio y en el que exceptuando la experiencia personal, el resto se repite.

El tiempo actual o Kali Yuga está marcado por la confusión en cuanto a las vías de acercamiento al Ser, existe de todo, para todos los gustos, pero únicamente descubrir el “hilo” que partiendo desde el corazón nos lleve de nuevo de regreso a “casa”, a la casa del Padre, a la casa del Maestro Uno, a nuestra casa, repito, únicamente descubrir este “hilo”, nos vuelve a conectar con la  labor comenzada tiempo atrás. Hay muchos que siguen insistiendo en que todos los caminos conducen a Roma, pero...

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

Ding dong

Edad indefinida, posiblemente más cerca de los 50 que de los 40, un vestir propio de 30 años atrás, el bolso pegado, colgando como una prolongación natural de un brazo inerte, una mueca parecida a una sonrisa en un semblante pálido que decía poco, las gafas grandes, de pasta, que ocultaban unos ojillos marrones. El “buenos días” salió de algún rinconcito profundo a través de una boca que no se abría, que no se movía. Hola buenos días, respondí, ¿Qué desea?. Hola, ¿esto es un Centro de Yoga?, busco un yogui de verdad. 

Para no resultar descortés me guardé la respuesta que quería salir de mi boca que era otra pregunta ¿y como es un yogui de verdad?.

-         Sí, es una Escuela de Yoga, y si buscas un yogui de verdad ya lo has encontrado

-          ¿Quién?, lo dijo poniéndose de puntillas como queriendo mirar por detrás de mí, al parecer no debía ser yo.

-         Haciendo gala de un autocontrol que últimamente me tiene un poco sorprendido le pedí que me acompañara hasta una sala en la que hay un espejo de cuerpo entero y le dije que mirara allí. Pensó que le estaba tomando el pelo, vamos, que tenía el día guasón.

-         Perdona, yo busco un yogui que me ayude a encontrar la Paz y el equilibrio.

-         Pues está  ahí.

-         ¿Dónde?

-         Delante de ti

-         Ahí solo estoy yo

-         Pues ahí es donde vas a encontrar el yogui de verdad, si no está ahí...

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo

Creatividad ante la adversidad

Cuenta una antigua leyenda que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer.

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo