Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

Entrevista en EITB (en euskera)

Entrevista para la presentacion del congreso Iberiyo en el Balneario de Zestoa.

...
Continuar leyendo

El vacío existencial, un apetito de todos.

El vacío existencial, un apetito de todos.

Pasamos la vida rellenando y reparando nuestra autoestima haciendo funambulismo para no caer en nosotros mismos. En cuanto estos estímulos fallan, temblamos por dentro. Depresión, ansiedad, angustia, stress, prisa o insatisfacción son conceptos que están de moda. Si bien, deberíamos ser felices entre tanto “progreso”.

 

“Los Dioses castigan al Ser Humano concediéndole todos sus deseos” – Proverbio Hindú.

Todas las grandes civilizaciones anteriores a la nuestra, han experimentado antes de su decadencia, esta desagradable experiencia. En cuanto las necesidades externas son más o menos satisfechas, aparece una sensación de insatisfacción

Continuar leyendo
0 Comentarios

Gafas pa ver

Gafas pa ver

mi mente chistosa no pudo menos que pensar en las míticas gafas de madera, aunque el echo de que el cartel fuera tan obvio, gafas para ver, me tenía intrigado, ¿para que pueden servir unas gafas sino para ver?. En fin, llegado al puesto ví que seguía el cartel pero no había nada expuesto y sin atreverme a asomarme di una voz desde fuera, ¡!oiga?!!, ¿hay alguien ahí?. Desde dentro contestó una voz femenina.

- ¡!Si, si!!, pase, pase.
- Hola, veo que anuncia gafas para ver.
- Si, es así.
- Me gustaría verlas
- Bien, pasa y siéntate en un cojín, ponte cómodo

Una vez que estuve sentado en el suelo en un cojín, ella, que era una mujer de edad indefinida y con una expresión jovial y risueña, corrió una cortina cerrando la entrada y sacó una maleta. Al abrir la maleta aparecieron muchos pares de gafas, todas iguales pero dispuestas de una manera ordenada y al parecer concreta. Ella me preguntó.

- ¿qué estás dispuesto a ver?

La pregunta me dejó un poco “a cuadros” y le contesté
- Soy miope, tengo 2,5 dioptrías de miopía en cada ojo y algo de astigmatismo, poco.
- No te he preguntado eso, cual es tu problema visual sino ¿Qué estás dispuesto a ver?
Ya, los cuadros (con los que estaba al principio) empezaron a ser con colores.
- No sé, estoy un poco confuso, las gafas, sobre todo si son graduadas, son para ver
- Quizá eso de que son para ver requiera algún matiz, propiamente las gafas suplen alguna carencia al mirar, pero esas gafas son convencionales, para eso están las ópticas, pero la capacidad de ver no es atributo de las gafas, es posible que mis gafas tengan que ver con la capacidad de ver del que ve. Mis gafas son diferentes.
- Ah, ¿si?
- Si
- Y que puedo ver con tus gafas?

Comentario reciente en este artículo
GANGA
Gracias por aclarar la VISION...
Viernes, 21 Abril 2017 09:32
Continuar leyendo
1 Comentario

El principio de responsabilidad

El principio de responsabilidad

 darme cuenta de que hay más vida en otras direcciones y que, para bien y para mal, puedo yo misma elegir la dirección ; y aunque pueda sonar contradictorio me dio una sensación de libertad que no había sentido hasta entonces.Sé que suena rosa, pero es que las consecuencias de ese cambio de actitud victimista a “ dueño de tu vida” fueron tan inmediatas que me parecía tener una nueva vida y… bueno, no tengo palabras para describirlo. Me sirvió también la definición que nos daba Juanjo un día de que la responsabilidad significa “ responder con habilidad” y es que mirado así casi te dan ganas de empezar a ser responsable ya! Por otro lado, es cierto, o al menos a mi así me lo parece, que este principio no entiende de
situaciones favorables o desfavorables, con lo que entiendo que en situaciones seriamente desfavorables

...
Continuar leyendo
0 Comentarios

El Maestro

El Maestro

impiden que seas dueño de tu propia vida. Por eso "creas " un refugio inexpugnable, una fuente de amor y misericordia que comprenda y perdone tus debilidades. Para que no resulte demasiado abstracto, le dotas de un nombre y una forma y para que quede definitivamente vinculado a ti, le proclamas gurú. Le entronas en tu corazón y vuelcas en el tu neurosis. Bueno, tienes lo que quieres, pero no un maestro.

...
Continuar leyendo
0 Comentarios