Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

SOMOS HIJOS DE CAIN

yoga cainCuando, como estos días pasados, la sociedad se ve sacudida por un hecho violento que además afecta a una criatura indefensa, cercana, y por lo tanto, con el mimetismo afectivo-emocional que nos caracteriza, nos sentimos horrorizados, perdemos el poco sentido quetenemos (si lo tuviéramos…).
En el fragor de esa identificación y apego emocional alimentado por la apología del sentimentalismo que es caldo de cultivo en estos tiempos, en esta sociedad, no podemos dejar de identificarnos con “la víctima” … Cuando el otro día preguntaba en clase, al día siguiente del acontecimiento que ha ocupado los telediarios varios días (y lo que seguirá…), quién era capaz de identificarse con el verdugo (la bruja mala…), de ponerse en su lugar, las miradas de las que estaban en clase eran de poema. Como si vieran un extraterrestre, o se me hubiera ido la chaveta, o me hubiera dado un ataque de bipolaridad…
Claro, desde el “buenismo” en el que se nos hace estar, creyéndonos que somos mejores (los buenos) y que tenemos esa firmeza de ser los vencedores de la maldad, poseedores de la verdad, y con todo el derecho de hacer lo que queramos con “los malos”, es difícil ponerse en el lugar del otro, del verdugo…, imposible.
Lo curioso (casi nadie cae en cuenta de esto) es que hasta ayer, la bruja mala era como tú, una vecina más. Más curioso aún, y esto sí que apenas alguien se da cuenta, es que también dentro de ti, está esa “bruja mala”, y todas las maldades que ni siquiera eres capaz de imaginar… TODO ESTÁ DENTRO DE TODOS, TODO EL TIEMPO.
Lo bueno y lo malo, Caín y Abel, la LUZ y la SOMBRA. La única cuestión es qué es lo que alimento a cada momento. Y sobre todo, si sé y me doy cuenta de que TODO eso está ahí, dentro de mí, y que sólo dándome cuenta de ello y poniendo todo de mi parte para que lo que no quiero no se mueva, no coja las riendas de mi vida, podré vivir desde la LUZ, irradiar esa LUZ a mi alrededor y no llenar de tinieblas por donde voy, ni dejar que se me “escape” ninguna maldad…
Sólo enfocando la LUZ, la Conciencia, sobre el SER que soy (Atman), haciendo que brille cada vez más, podré alimentar la aceptación, elrespeto, la tolerancia y la colaboración que son las características del AMOR INCONDICIONAL, y no dejar que las tinieblas de mis inseguridades y miedos, mi ego, coja las riendas de mi vida causando estragos a mi alrededor. Porque no es otra cosa más que eso, lo que en un momento dado me hace caer en el lado oscuro. El miedo a que no me quieran, que no cuenten conmigo, no ser lo suficientemente bueno para los demás, etc., etc., me ponen violento, agresivo, dañino. Y si pierdo los papeles, me llevo por delante alguien. A veces físicamente; otras muchas veces, verbalmente, emocionalmente.
Hasta a escondidas, en mi mente, en mi mente perversa, en la que
hago y/o deseo daño a alguien…
yoga amor incondicional2Si fuera capaz de darme cuenta siempre que soy un ser completo, que SOY, a imagen y semejanza de lo divino, y que estoy eternamente unido a ÉL (Ishwara, Dios, el SER), no me dejaría arrebatar por la idea de separatividad construida en mi mente por el ego. No necesitaría de algo que realmente no me falta (tan sólo tengo en mi mente la idea de carencia) y estaría bien tanto “con” como “sin”, porque me doy cuenta de que no es lo mismo exigir que preferir, y puedo sustituir perfectamente lo primero por lo segundo.
Así, me sentiría bien con lo que hay (Santosha, contentamiento) y pondría de mi parte lo mejor que puedo poner para que todo vaya
mejor aún, y sintiéndome bien, sería bueno, buena persona, estaría en PAZ y no dañaría a nadie…
Y mientras tanto, a trabajar, PICO Y PALA.
QUE TODOS LOS SERES SEAMOS FELICES
Kailas
El siguiente paso
El aburrimiento, la mente y el Yoga
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 18 Junio 2019