Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

Ser espiritual... ¿Una moda?

ser espiritualEstos días, varias veces, me he encontrado con evocaciones al “ser espiritual” (fulanita es muy espiritual; mira aquella persona que medita y qué espiritual es, etc.). Parece que ahora, si no eres “espiritual”, no eres nadie. Como que también, si no eres vegetariano, eres un cafre, al que todo el mundo (que es vegetariano) tiene el derecho de recriminarte que comas animales y de recordarte que eres “malo” por ello…

 

¿Pero, qué es ser espiritual? Mucho me temo que para hablar de ello, o decirlo incluso, antes se debería saber de qué estamos hablando cuando hablamos del Espíritu, y eso no es muy habitual… Se podría decir que igual que consideramos un intelectual a aquel que se deja guiar por el intelecto y que hace que prevalezca la razón, SU razón, por encima de otras consideraciones; y emocional o sentimental a aquel que se deja llevar por las emociones y los sentimientos (los suyos, repito, que igual, los de los demás, no le importan mucho), consideraríamos “espiritual”, aquella persona que hace del Espíritu su referencia, y actúa desde ahí.

Claro que, eso del Espíritu…, no sé cuánta gente tiene suficientemente claro lo que es, y lo que supone actuar desde ahí, y por lo tanto, ser espiritual. ¿Por llevar sandalias en lugar de tacones, eres espiritual? ¿Por ir en bici en lugar de coger el coche? ¿Por ser vegetariano? ¿Porque vas a clases de Yoga y pones mantras en tu Ipad? Y bueno, si das clases de Yoga, entonces ya eres MUY espiritual… ¿Y ya está? Encima, se ha puesto de moda. Todas las personas “admiradas” y que son de referencia en el mundo de las redes sociales y demás circo mediático, hacen alguna o más de las cosas que ponía antes, y claro, como todos queremos ser famosos o como los famosos, pues nos ponemos a hacer esas cosas. Como decía en un escrito ya añejo, “gracias rubia”, por todo lo que Madona ha hecho para que la gente se acerque al Yoga, porque ella lo hacía…

“Por sus Obras los conoceréis”, decía alguien hace mucho tiempo, y para esto del Espíritu, y de lo que es espiritual y no lo es, igual podríamos tomar como referencia las características de lo espiritual, que surgen desde nuestra Esencia como seres humanos y que nos hacen más “HUMANOS”. Aspectos como la aceptación, la tolerancia, el respeto, y la colaboración, que conforman el AMOR UNIVERSAL o sagrado a través de los cuales se manifiesta el Alma Humana, Espíritu (Atmán en la Filosofía del Yoga).

Frente a esto (el Alma, o Espíritu), el “ego”, lo egóico, todo eso en lo que te apoyas para ti mismo y tu placer, que no solo es físico, sino también emocional y mental. Si pudiéramos darnos cuenta de que lo opuesto a lo espiritual es “lo que me gusta y lo que no me gusta”, lo que me “interesa” y/o me conviene, lo que quiero, lo que quiero para “los míos” (familia, empresa, país…), veríamos que no somos tan espirituales. Y eso tampoco nos tendría que hacernos sentir mal, salvo que estés bajo la esclavitud de las modas… Ser espiritual, conlleva comprender, cada vez más qué significa eso, qué es el Espíritu, ser capaz, cada vez más, de hacer lo justo y necesario, aunque no me guste; tener sentido del DHARMA, del DEBER, saber qué significa eso y ajustar mi vida, cada vez más, a ese deber transcendente o SUDDHA DHARMA.

Si quieres “ser espiritual”, más allá de ponerte una etiqueta más, de moda ahora, tendrás que hacer crecer la Conciencia que habita en lo profundo de tu ser. Que despliegue su presencia en tu vida, que te proyectes desde ahí en todo lo que haces, con aceptación, tolerancia, respeto y colaboración, como decía antes, cada vez más. Que lo emocional y lo mental no tengan la sartén por el mango en tu vida, y eso no signifique que no los tengas en cuenta.

Cuando nos dejamos llevar por las emociones, y consideramos y tratamos mejor a “algunos” animales que a los seres humanos, sea cual sea su condición, no somos más espirituales. Cuando juzgamos, criticamos, rechazamos a los demás porque no piensan como nos gustaría, no somos más espirituales. Por vestir, comer, hablar o trabajar de alguna manera en concreto, no somos más espirituales.

El desarrollo de la Conciencia de la Unidad de todas las cosas y de todos los Seres, BHAVANA, y el seguimiento del DHARMA, de Deber y la Ley Universal, es lo que nos hace espirituales, expresión del Espíritu en la Materia. Aunque eso no esté de moda…

 Kailas

 

"La verdad es una tierra sin camino"
¿ Ahora qué vamos a hacer ?...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Lunes, 27 Septiembre 2021