Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

Sadhana (La práctica)

Estos días que hemos saturado las redes sociales con todo tipo de celebraciones relacionadas con el Día Internacional de Yoga, ha salido repetidamente, en unos canales y otros, la importancia de la práctica. Invocando incluso la frase de un célebre y gran Maestro contemporáneo que decía que el Yoga consta de un 1% de teoría y un 99 % de práctica. Casi siempre acompañando a esta afirmación, alguien (de buena figura preferentemente) realizando una Asana o postura de Yoga más parecida a lo que vemos en las actuaciones del “Circo del Sol” que a lo que hacemos en clase las personas con las que comparto habitualmente la práctica del Yoga…SADHANA


Cuando le tengo que enseñar una Asana a alguien, además de hablarlo, explicarlo verbalmente, me pongo en la postura para que lo imite, haga algo parecido, y poco a poco, va aprendiendo la práctica. Estamos practicando Asanas con nuestro cuerpo. Pero a nadie escapa que no solo somos un cuerpo; además, si solo consideráramos como “cuerpo” a alguien, probablemente se enfadaría o nos diría improperios de todo tipo. También tenemos emociones y deseos, y hasta pensamos de vez en cuando (la mayor parte del tiempo lo que pasa por nuestra mente, no son pensamientos nuestros…), es decir, usamos la mente racional.


Y cómo practicamos con todo esto? Porque si las emociones y los pensamientos forman parte de ti, también están, deberían estar, incluidos en la práctica del Yoga. Cómo “aprendes” a encauzar una emoción? Cómo aprendes a que tu mente piense de forma más constructiva, creadora, dadora de felicidad? Igual tienes que también “mirar” cómo lo hace alguien, no? Tienes que ver qué se puede hacer con el enfado, la ira o la tristeza. Y salvo que tengas percepción telepática (y no me he encontrado a nadie así) alguien tendrá que HABLARTE de ello, porque es la manera que hay de que “veas” cómo hacerlo… Con los pensamientos, las emociones, las actitudes, hablando de todo ello en clase, con ejemplos, llevando las cosas que nos pasan a diario, hacia unos criterios más elevados, con una mirada “yóguica” sobre SADHANA 2cualquier cuestión.


Y eso, también es práctica, no del cuerpo, sino de la mente y de la emotividad, porque cuando alguien te explica algo y te das cuenta de ello, algo cambia en ti, en tu mente, en tu actitud. Como cuando te estiras y algo cambia en tu cuerpo… Los que me conocen y vienen a mis clases, saben que hablo mucho, explico mucho. Pero lejos de teorizar, practico el cambio de actitud, de mentalidad, de emotividad, práctica, práctica, práctica… Que luego la llevarás a tu vida cotidiana, y que igual que las Asanas te sirven para que tu cuerpo se queje menos y te sirva mejor en cualquier cosa que hagas, el cambio de criterio que puedes ir desarrollando con las explicaciones y los comentarios que hacemos en clase te servirá para que puedas dar mejor respuesta a las cosas, las experiencias que la vida te ponga delante.


Asanas y Pranayama cambian muchas cosas en ti, pero si te consideras más que un mero cuerpo, un “animalito”, si te consideras una persona, con su personalidad más o menos “afinada”, tendrás que hacer más cosas, pensar en lo que escuchas, leer cosas inspiradoras, aprender a pensar conscientemente, darte cuenta de lo que pasa por tu mente, canalizar desde allí las fuerzas que se precipitan en ti en forma de emociones…


Estoy escribiendo esto mientras encienden las hogueras de San Juan en todas partes. Que todo esto que te digo se convierta en un proceso de purificación, de transformación interna que se exprese en la vida cotidiana en forma de respeto, aceptación, tolerancia y colaboración, que son las características del AMOR INCONDICIONAL.
OM NAMO NARAYANAYA

kailas

 

Dándole de comer al monstruo (que llevas dentro…)
Los aspirantes
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 26 Noviembre 2020