Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

"Finitud y compromiso"

Debido al ámbito laboral en el que me he desarrollado, he tenido la oportunidad de tener un estrecho contacto con la muerte, el dolor que genera y lo que rodea a este evento transcendente en nuestra vida, y digo oportunidad porque he podido aprender varias cosas de este contacto.

Si hay un efecto que genera el acercamiento a la muerte, ya sea propia o ajena, es que humaniza a quien toca de cerca.

El título de este post está extraído del libro de Javier Oroz Ezcurra, "Finitud y compromiso", que leí hace ya unos veinte años y que a través de la experiencia adquirida fue cobando sentido para mí.

 Dtimeos de las cosas que aprendí en ese tiempo fueron precisamente el significado de la finitud y el compromiso.

Finitud porque uno toma conciencia de su fecha de caducidad, porque delante de sus ojos desfilan fallecidos de toda condición, jóvenes, ancianos, niños, suicidas, muertes violentas, súbitas, accidentes.

 Aunque parezca algo evidente, caí en la cuenta de que todos morimos, algo que queda fuera del rango de conciencia de la mayoría de la sociedad, ya que escapamos de este hecho al que en algún momento deberemos mirar de frente, no queremos hablar de ello, buscamos distracciones para olvidarlo y lo que en otras tradiciones es algo natural, preparar el tránsito, en occidente es algo considerado de "mal gusto".

Hacemos planes para la jubilación, contratamos hipotecas a cuarenta años, posponemos conceptos importante e incluso urgentes, como la familia, la educación de los hijos, la propia salud, la necesidad de detenernos, de contactar con nosotros mismos...

 

Vivimos como si tuviéramos un contrato indefinido con la Vida y lo único que tenemos es el momento presente y fue esta certeza la que me llevó, forzosamente, a la segunda conclusión, el compromiso.

compromisoCompromiso con tomar una posición responsable en el mundo y el contexto que me ha tocado vivir, es decir ser útil, aportar en la medida de mis posibilidades a la familia, a los amigos, a la comunidad en la que vivo y colaborar incondicionalmente con la Vida .

 Es una tentación frecuente en quienes aspiramos a caminar por el sendero espiritual retirarnos del mundo, aislarnos, pero la fiesta no va por ahí, es en el mundo donde se dan las experiencias necesarias para crecer, es en el fuego de la vivencia donde nos forjamos para tomar conciencia de lo que somos en realidad.

Compromiso con mi propia vida, con dirigirla y no ser simplemente arrastrado por las circunstancias y mi caracter, compromiso para conducirme con una cierta coherencia por el camino que quiero seguir, el de llevar una vida consciente y por lo tanto espiritual, y sobre todo saber que si en algún momento está Brahm, Dios, el Ser o como queramos llamarlo... está ahora y de estar en algún sitio.... Está aquí.

Sí, lo trascendente está aquí y ahora, mientras escribo este post y tú lo estás leyendo, está en lo cotidiano, es por eso que debemos convertirnos en discípulos de lo que acontece en cada instante, en devotos del momento presente y del continuo devenir de la Vida.

Quizás, sin perder de vista los conceptos elevados, debamos poner atención e intención en lo cercano, en lo más próximo, en la propia conducta y en las obras que dejamos a nuestro paso.
Gracias.
Aditya.

"Todos los días sale el sol"
Rendición
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 07 Diciembre 2019