Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

EL VALOR DE LAS COSAS

…y tú, cuánto vales?monedas de oro
En este mundo en el que casi nada es lo que parece, damos valor o desvalorizamos inmerecidamente muchas veces las cosas, las personas, las situaciones y las experiencias…
Nuestro cuerpo, el aspecto físico, tan importante en muchos ámbitos, adquiere protagonismos que no le corresponden demasiadas veces. Si tuviéramos en cuenta que somos “LO” que habita este cuerpo, el usuario, y que éste (el cuerpo), no es más que lo que nos permite hacer las cosas que tengamos que hacer, estaríamos más por la labor de cuidarlo para que “nos sirva”, para que nos permita hacer lo mejor que podamos lo que sea que tengamos que hacer. En ese cuidado, está también, por supuesto, la imagen, pero no por la imagen misma, sino por lo que esa imagen nos pueda servir, facilitar lo que sea que tengamos que hacer. Esta adoración al cuerpo y la imagen que se profesa ahora (esclavitud), es patológica, produce sufrimiento, nos hace sufrir, y no poco…
El ideal del cuerpo es la salud, y el servicio que puede prestar al SER que somos, para lo cual la salud es el requisito imprescindible (o casi…). Para qué tienes tú tu cuerpo? De qué te sirve? Cómo sirve al resto de la Humanidad? Ponte tú mismo la nota.
Del mundo emocional, se podría decir casi lo mismo. Se hace “apología” de lo emocional, del sentimentalismo, dándole un valor que no le corresponde. Esto no significa que sea mejor “olvidarse” de las emociones, o reprimirlas. Pero desde luego, inflarlas, estimularlas, y “vivirlas” a tope, no hace más que darles la hegemonía y el poder que “no le corresponden” y complicarnos la vida enormemente, convirtiéndonos en sus víctimas, sufriendo y haciendo sufrir a los demás con ello.
El ideal del cuerpo emocional es el equilibrio, la PAZ interior, y que sirvan para taller de conciencia corporalmotivarnos y hacer lo que tenemos que hacer “queriéndolo hacer”. Y claro, para “colorear” nuestra vida, que sin ese punto de emotividad se vuelve gris, rancia, desaborida…
Hay quien se identifica con la mente razonadora y hace de “tener razón”, su religión… La mente, que es la “joya de la corona”, es también nuestra mayor enemiga, cuando no la sabemos “usar”. Somos víctimas de nuestra mente y sus pensamientos (que ni siquiera son “nuestros” pensamientos muchas veces), y vivimos lo que la mente, tiránicamente, nos hace pensar. Aprender a pensar, aprender sobre todo a “vigilar” la mente y tener el pensamiento, la vibración mental que hemos DECIDIDO tener, es lo que da a nuestra mente el valor de “aliado vital”. Cuando se habla del PODER DEL PENSAMIENTO, tenemos que hablar de la mente que ha sido entrenada, que se ha “alimentada” con el mejor conocimiento, y que usa sus recursos para darnos felicidad y ayudar a los demás también a ser felices (pensamientos dadores de felicidad)…
El ideal de la mente está en ser capaz de “penetrar” la VERDAD de lo absoluto, o por lo menos acercarnos a ello, de ofrecernos el conocimiento que nos lleve hasta las puertas del más profundo autoconocimiento (eso sólo se puede realizar en la experiencia de la Meditación, que no le corresponde a la mente)…
He hablado del cuerpo, de lo emocional, de la mente…, y yo? Dónde estoy yo? Pues en ESO que está más allá de lo físico, de lo emocional y lo mental, más allá de las formas, más o menos agradables y/o eficaces, en eso que no cambia, que no se arti kailasmueve más que para hacerse más y más CONSCIENTE. Ese SER que SOY, la cercanía, lo consciente que vaya siendo de serlo, es lo que va a dar “valor” a mi vida, a mi existencia en este momento. Y no es que si estoy lejos no valga nada, o valga poco. TODOS, por el mero hecho de existir, somos valiosos. Es tan solo que conceptos como valor, valiente, validez, valioso, adquieren su máxima expresión cuando se va desarrollando esa “consciencia de ser”, que marca nuestro proceso evolutivo como Almas, como Seres Humanos, como Atman.
Invitándote a seguir los pasos de los Sabios, del Maestro, acompañándote en este Sendero, con AMOR, que seas feliz.
OM SHANTI

 

Observar-se
Video Resumen del XIV Congreso S.D. en Bilbao
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Viernes, 14 Agosto 2020