Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

El camino

Camino santiago YOGAEl camino
Cada etapa del camino que lleva al objetivo. Discurre, entre otras cosas, en la alternancia de día y noche, Luz y oscuridad.
El día proporciona vivencia, experiencia a lo que la luz da visibilidad.
La etapa nocturna es albergue para el descanso y la recuperación. Como también protectora del acecho de la oscuridad.
Etapa tras etapa vamos avanzando con periodos de descanso, de puesta a punto para poder seguir adelante. Sin perder de vista el objetivo. Siendo la referencia que da empuje, cuando la adversidad hace flaquear.
A veces se necesita estar a solas, que viene a ser la mejor compañía. Hay días en que el guerrero, caminante, necesita pausa, recogimiento para saber y poder lidiar con tan variados compañeros.
La soledad es aliada de la oscuridad, y resulta no ser deseable, lleva al temor, a un fatal estado de ánimo. Es a evitar, en la medida de lo posible.
En tantas y tantas jornadas como tiene el camino encontramos compañías deseables y acogedoras, unas veces; respetuosas a través de un caminar silencioso, otras. Existen también las del fondo de “mantente alejado" son las de, dejarlas para después.
Lo curioso e interesante es que cada caminante, aún teniendo el mismo objetivo, lo lleva a cabo de manera plural.
Cada origen, cada ruta, cada época, cada tiempo, es dispar en la forma. Solo que lo fundamental subsiste, y aunque se oculte a simple vista, deja señales para ser reconocido.
Señales que se hacen más visibles a medida que se avanza, que se queman jornadas. Que te encuentras en la ruta con semejantes que te animan a seguir. Hasta dónde? Pregunta se surge alguna vez. Cuya respuesta es: hasta el final.
La clave está en no rendirse, en seguir adelante. Pedaleando, corriendo, andando, ayudándote de un bastón, o dos, nunca se sabe. Dando siempre un paso más.
Todo ello va dejando huella en forma de agotamiento, ampollas, incertidumbre, deseo de abandono. Dudas del: para que?, inquietud; y un anhelo que hace dejar todo esto de lado, que no atrás, y seguir dando pasos sin demora. Más o menos cortos, más o menos largos.
Cuando se alcance el objetivo, lo de menos será la cantidad de pasos dados. Desaparece todo cansancio, sufrimiento, duda e incertidumbre. Asomando la transformación, la renovación.
La siguiente etapa nos lleva al final, con el quemar de naves. Solo que es un final parcial.
En el camino cada final es seguido de un inicio, de un comienzo. Nuevo reto, nuevo objetivo, nuevo fin de etapa.
Ultreia et Suseia.
Dispuestos para el nuevo objetivo.
Buen camino.subida camino yoga

Marce

 

 

 

 

 

LA COMPASIÓN
MI NUEVA RELACIÓN CONMIGO MISMA
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Domingo, 20 Junio 2021