Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

Diversidad, separatividad, unidad....

Acababa de copiar algo de Eckhart Tolle (relacionado con la unidad de todos los seres) en el whassap del grupo de meditación cuando una de las personas del grupo me escribía diciendo lo poco identificada que se sentía con la cucaracha que había matado pocos minutos antes… Como quiera que el tal E. T. (Eckhart Tolle, no el otro) no se explaya mucho en cómo poder “ver” eso de la unidad de todos los seres, voy a tratar de ayudar para comprender esto algo mejor.TODOS SOMOS UNO 3


Desde la percepción de la diversidad de formas en que se presenta la Vida, la Naturaleza, toda la manifestación, nuestra mente analítica, razonadora, divide y separa por formas, colores, tamaños y afinidades (me gusta/no me gusta, me sirve/no me sirve) todo cuanto se pone delante. Y en las formas, sí, es evidente que somos diferentes. Pero, cuánto de diferentes? Mi cuerpo, eso de lo que puedo estar muy orgulloso, o sentir pena porque no es como me parece que debería o me gustaría que fuera, no es muy distinto del de la cucaracha en cuestión, o de cualquier otro “bicho” o manifestación de la vida. De qué está hecho? Calcio, carbono, hierro, potasio, agua, mucha agua, y otras sales y minerales que van formando las moléculas, las células, los tejidos, órganos, etc. Igual que en la susodicha cucaracha (solo cambia, y no demasiado, la forma en la que están combinados esos elementos).


Bueno, pero, dirás, mi vida es bien diferente del de la pobre cucaracha. En fin, pues no sé cuánto: has nacido de unos padres que habrás podido conocer, o no; has crecido, te has hecho adulto, puede que hasta te hayas podido reproducir y que estés ya, mirando de reojo la “puerta de salida”… No es muy diferente, no? Ah! Bueno, uno piensa, uno ama, uno tiene voluntad… Sí? Hasta qué punto ejercemos la voluntad? Cuánto hacemos “queriendo hacer” lo que hacemos? Ah! Ya! Pero tengo Alma! Ya, y la cucaracha también (aunque sea colectiva). Además, es “tuya” esa Alma que dices “tener”? Acaso no es un pequeño fragmento del Alma Universal, del que, vaya!, pues resulta que también lo es esa Alma colectiva de la que en algún rincón tendrá presencia (no consciencia) la cucaracha?
TODOS SOMOS UNOLa Vida, esa vida de que la que uno alardea, si se puede decir, que tiene…, es tuya? Pero si cualquier imbécil o uno que ha bebido de más y va en coche te lo puede quitar en cualquier momento! (Muchas veces digo en clase: “Si algo o alguien te lo puede quitar, no es tuyo”). Eso que llamas tu vida, pertenece a la Vida Universal de la que forma parte también la vida de la cucaracha, y cuando se retira de “eso” con lo que estás identificado, los demás te ven como un cadáver… Eso es lo que eres? O eres la VIDA, la CONCIENCIA que se expresa a través de ella y que cuando des-cubre lo que es, se llena de DICHA???


Claro, si no has hecho el trabajo de acercarte a ver, a descubrir lo que realmente SOMOS, más allá de las formas, eso que no cambia, eso que se da cuenta de todo, “ESO QUE VE”, te seguirás identificando con el cascarón, con la personalidad y sus formas de ser, de aparentar y expresarse, con el ego y su personalidad. Esta falsa identidad es la que nos hace estar en la separatividad, porque nos vemos diferentes a los demás. Y desde ahí, si me gusta lo que tú tienes, te lo quito (a veces no importa demasiado cómo…), y si no me gustas, te quito de en medio, a veces de muy malas maneras. Eso es el germen del sufrimiento. La semilla de todo nuestro conflicto, violencia y agresividad, está en esa percepción de separatividad que construye nuestra mente, y que aunque útil en ocasiones, nos lleva irrevocablemente al sufrimiento.


El trabajo interno de acercamiento a la percepción del SER que somos, identificándonos cada vez más con ello, y aprendiendo a vivir las experiencias de la vida cada vez más desde ahí, hará que surja en nosotros el “aroma del Alma”, el AMOR, el Amor Incondicional. Y ahí sí que estaremos en condiciones experimentar la FRATERNIDAD UNIVERSAL, la Conciencia de la Unidad de todas las cosas y de todos los Seres o BHAVANA. Entonces, y solo entonces, podremos sentirnos UNO con todo cuanto existe. todos somos uno 2


Y si tenemos que sacar fuera de lo que consideramos nuestra casa a una cucaracha o cualquier otro bicho (incluidos los que caminan sobre dos patas con un teléfono inteligente en sus manos), lo haremos tratando de hacer el menor daño posible. Dejemos lo de “vivo o muerto” para las películas de gánsters, y actuemos lo más amorosamente posible en todo momento, poniéndonos en el lugar del otro, en los zapatos del otro…


OM NAMO NARAYANA
Kailas

 

Los aspirantes
Meditación y devoción
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 26 Noviembre 2020