Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

En el camino

 
 

No corras, que al único sitio al que tienes que llegar es a ti mismo.

                                                                     Juan Ramón Jimenez.

Son diferentes las razones que nos invitan a la “Búsqueda”, pero parece que el común denominador en todos los casos corresponde no solo a la idea de que algo puede ser alcanzado, experimentado, como “objeto” necesario para una vida plena y dichosa, sino que , además la carencia del “objeto” en cuestión resta valor, brillo, continuidad, al resto de nuestros logros. Establecer esta idea previa del objeto de la búsqueda tiene mucha importancia porque tanto, o casi más importante que salir de viaje es hacerlo teniendo a “donde ir”, el resto es vagar sin rumbo.

Se acercaba el invierno, era una fresca mañana de otoño y nada más salir de casa me encontré con un viejo conocido al que hacía mucho tiempo que no veía. Siempre sentí una buena empatía con esta persona y sentí...

Continuar leyendo

Biedo, Glups¡¡

Biedo, Glups¡¡

Si el miedo aparece en tu vida da lo mismo que sonrías como si  quisieras convencerle de tu inocencia y da también lo mismo que tiembles aunque con eso pienses que le ablandarás las intenciones.

Puedes también contarlo por ahí, incluso a tus amigos porque pocos creerán que es para tanto, pero de lo que puedes estar seguro es de que te ha pillado, por lo menos para un buen rato.

         De rápidos reflejos es el miedo y aunque tiene un aparecer fluido su despedida se puede demorar en un tiempo interminable, vamos que no se va ni aunque quieras convencerle de que ¡ tachán ¡ ya está, ya he aprendido, ¡ no es necesario que sigas aquí ¡ mira a ver si te necesitan en otra parte que yo ya me arreglo solo, y como arriba, puedes estar seguro que te tiene pillado y el mal rato sigue todavía.

Continuar leyendo

Gafas pa ver

Gafas pa ver

mi mente chistosa no pudo menos que pensar en las míticas gafas de madera, aunque el echo de que el cartel fuera tan obvio, gafas para ver, me tenía intrigado, ¿para que pueden servir unas gafas sino para ver?. En fin, llegado al puesto ví que seguía el cartel pero no había nada expuesto y sin atreverme a asomarme di una voz desde fuera, ¡!oiga?!!, ¿hay alguien ahí?. Desde dentro contestó una voz femenina.

- ¡!Si, si!!, pase, pase.
- Hola, veo que anuncia gafas para ver.
- Si, es así.
- Me gustaría verlas
- Bien, pasa y siéntate en un cojín, ponte cómodo

Una vez que estuve sentado en el suelo en un cojín, ella, que era una mujer de edad indefinida y con una expresión jovial y risueña, corrió una cortina cerrando la entrada y sacó una maleta. Al abrir la maleta aparecieron muchos pares de gafas, todas iguales pero dispuestas de una manera ordenada y al parecer concreta. Ella me preguntó.

- ¿qué estás dispuesto a ver?

La pregunta me dejó un poco “a cuadros” y le contesté
- Soy miope, tengo 2,5 dioptrías de miopía en cada ojo y algo de astigmatismo, poco.
- No te he preguntado eso, cual es tu problema visual sino ¿Qué estás dispuesto a ver?
Ya, los cuadros (con los que estaba al principio) empezaron a ser con colores.
- No sé, estoy un poco confuso, las gafas, sobre todo si son graduadas, son para ver
- Quizá eso de que son para ver requiera algún matiz, propiamente las gafas suplen alguna carencia al mirar, pero esas gafas son convencionales, para eso están las ópticas, pero la capacidad de ver no es atributo de las gafas, es posible que mis gafas tengan que ver con la capacidad de ver del que ve. Mis gafas son diferentes.
- Ah, ¿si?
- Si
- Y que puedo ver con tus gafas?

Comentario reciente en este artículo
GANGA
Gracias por aclarar la VISION...
Viernes, 21 Abril 2017 09:32
Continuar leyendo
1 Comentario

El incredulo

El incredulo

conducirnos al Ser? Eso es como decir que si repitiéramos “pan, pan, pan”, se haría realidad el pan y se manifestaría.

...
Continuar leyendo
0 Comentarios