Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

LA MEDITACIÓN COMO ACTO DE AMOR.


Comencemos por amarnos a nosotros mismos.yoga amor
Si no nos Amamos nosotros…
¿Quién nos va a amar?
Apaga el teléfono.
Sentémonos con la espalda bien derecha, con dignidad, con acomodo.
Hagámoslo, todos los días, un rato.
Creemos la Paz en nuestro interior y nuestros conflictos irán teniendo menos fuerza.
-Recorre tu cuerpo relajándolo.
-Serena tus emociones sintiéndolas.
-Silencia tu mente observándola.
Hagámoslo, todos los días, un rato, si es posible a la misma hora.
Que tu Paz se desparrame, que tu conciencia crezca.
Tu verdadera identidad, tu conciencia, será cada vez más clara,
tus miedos, problemas y preocupaciones, más débiles.
¡MEDITA ¡
Posdata:
Nunca me dieron mejor consejo y es el mejor consejo que tengo para ti.
Vayu.

0 Comentarios

El mayor miedo es el miedo a dejar de ser. ¿Pero cuándo dejamos de ser?

Así me llegó esta perla, un domingo lluvioso en el Ashram de Sanatana Dharma, de la boca del Mahacharya Chaitanya.

...
Continuar leyendo
0 Comentarios

Dándole de comer al monstruo (que llevas dentro…)

Resulta extremadamente difícil escapar del monstruo que llevamos dentro y que, además, alimentamos continuamente. También porque desde fuera, no dejan de alimentarlo. La publicidad, los medios de comunicación, cine y televisión, se monstruo 1encargan de ello constantemente. Así las cosas, para quien no se cuestiona casi nada, ni se da cuenta, es fácil caer presa de tanta atrocidad y ser víctima (voluntaria) al mismo tiempo, de todo ello.
Me refiero al EGO, claro. Pero “eso”, no es ese monstruo lejano, que vive al acecho en una remota cueva y del que crees que estás a salvo. No, anida en tu “corazón”, porque identificas seguir al corazón y sus impulsos como lo más tuyo, cuando es lo más egóico (y tú no eres eso, eres el SER que observa y que “todo lo ve”). Identificas “tener razón” con ser tú mismo, cuando hasta los animalitos más cercanos a nosotros usan la razón, aunque sea de forma rudimentaria. Identificas "estar" más gorda, o más flaca, o tener los mofletes colorados o un buen bronceado; tener no sé qué título colgado en la pared o no sé qué coche en el garaje, con “ser” más tú mismo, cuando lo único que estás haciendo es “seguir la corriente”. Lo que los demás quieren, lo que te han dicho que hagas, o justo lo contrario, es lo mismo. No deja de ser un simple juego de la personalidad, del EGO.
Es la mente la que construye ese “ente” que llamamos ego con la separatividad que percibe a través de la diferenciación de las formas, pero hay algo que “alimenta” especialmente al ego, lo va nutriendo constantemente y hace que caigamos presa de su voracidad: el juego emocional y los deseos, que la mente tratará de justificar como le parezca y nuestro potencial físico tratará de conseguirlos como pueda… Es decir, el querer, QUERER, que no se ciñe a cosas materiales, sino que alcanza, y no veas con qué éxito, a las personas también. Queremos a nuestros padres, hermanos, amigos, parejas…, queremos. Y no está mal, no, el problema viene cuando en nuestra falta de sentido de las cosas, de nuestro desconocimiento, surge la confusión y creemos que querer es lo mismo que AMAR…
Y no es así. El querer es EGO, es posesividad, es limitación, condición (te quiero si…), es unidireccional, excluyente (tú eres mi…), y siempre lleva al sufrimiento. Salvo que, además de querer, aprendamos a AMAR. Las características del AMOR son la Aceptación, la Tolerancia, el Respeto y la Colaboración. AMOR es COMPRENSIÓN, y es Universal, Integrador (suma…), Generoso (no posesividad), Incondicional, es del Alma Humana, del SER, y no del ego, de la personalidad, como el querer. monstruo 3
Ambas cosas, querer y amar, son como la electricidad y el SOL. Toda la electricidad que “fabricamos” los humanos y que usamos más o menos acertadamente, viene del Sol, a través de los distintos procedimientos con los que “enlatamos” y traemos hasta nuestras casas o empresas el sol, de día y de noche… Si tenemos electricidad con la que nos manejamos, es porque “existe el SOL”, por lo tanto si queremos, con más o menos fortuna, es porque existe el AMOR UNIVERSAL o sagrado. Y hacia ahí es a donde estaría bien que fuéramos dirigiendo nuestros “quereres”… No estoy demonizando el querer, el afecto, los sentimientos y emociones. Solo estoy diciendo que estando entretenidos en lo emocional, perdemos de vista la posibilidad de “ir hacia arriba”, hacia algo mejor, sagrado, que es el AMOR.
No estamos aquí para sufrir (y en lo emocional…), sino para “aprender” y ser felices en ese aprendizaje que nos va liberando de nuestra esclavitud egoica de la personalidad y su tiranía. No es fácil, pero esto está hecho para ti, para todos los que somos capaces de “darnos cuenta” y tomar decisiones que nos lleven a ser más “humanos”, más cercanos al Ser Humano…
Serénate, calma la agitación de las pasionales aguas de la emoción y el sentimiento, piensa con claridad, toma conciencia y decide dar de ti lo mejor en cada momento, a todos los seres.
OM SHANTI

...
Continuar leyendo
0 Comentarios

Encontrar nuestro sitio

 

crecimiento espiritual 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con esta expresión popular todos reconocemos la ideade ubicarnos, de situarnos, de posicionarnos externa e
internamente. Encontrar nuestro sitio en la vida se convierte así en uno de los objetivos prioritarios de todas las personas.

Claro que, en una sociedad tan volcada hacia lo externo como la nuestra esto sólo se concibe como una búsqueda de status, de posición social. Una expresión que siempre he oído en mi casa cuando se referían a alguien que ocupaba una posición reconocida socialmente era aquella de: "está muy bien colocado". El "estar bien colocado" no garantiza la "colocación" afectiva, sicológica, vivencial, etc. Por desgracia, entre los "bien colocados" hay muchos"colocaos" y también muchos "colgaos".

Continuar leyendo
0 Comentarios

Observar-se

IMG 2887Los aspirantes al yoga tenemos, sobre todo al principio, objetivos muy elevados tales como el amor, el discernimiento, el desapego, la ecuanimidad...

...
Continuar leyendo
0 Comentarios

"El ego y sus tendencias"

peon ajedrez   Lo fundamental en una charla siempre es el intercambio vibratorio, más que el intercambio de conocimientos, que no dudo también sea importante. Se supone que un conferenciante tiene que conferir algo, este conferenciante lo que os puede conferir es su experiencia en algún campo relacionado con el Yoga. Hemos elegido el campo del ego. El ego no sé si está relacionado con el Yoga. ¿Qué opináis? La palabra ego la utilizamos de muchas maneras, cuando decimos que alguien tiene mucho ego, no parece que sea algo bueno, nos referimos a alguien que va de ‘sobrao’, que tiene mucha soberbia, orgullo, ¿amor propio? ¿Tenéis mucho ego? Nadie considera que tiene mucho ego. ¿Hay que tener poco ego, quizás? Luego está el ego de Freud, habla de un ego que es un estado de la conciencia que tiene relación con el inconsciente, con la personalidad. El Ego también es un río que pasa por mi pueblo, por eso los de Eibar tenemos mucho ego; pero como el río Ego entrega sus aguas al río Deva consideraremos que es un ego rendido a lo Divino. El ego del que vamos a hablar aquí es aquel falso yo que creo ser y no soy; esto es un juego de palabras pero es así. Mientras no sepa lo que de verdad soy, soy el ego, el falso yo. No sé por qué hablamos tan mal de él si no nos hemos despegado de él ¿Cómo lo veis esto? ¿Tendremos un falso yo y un verdadero yo? ¿Cuándo estamos de mala leche estaríamos en el falso yo y cuando estamos exuberantes estaríamos en el super ego, en el gran yo? El ego es una entidad que se construye cuando de pronto nos identificamos con un instrumento que es triple: un instrumento físico, un instrumento mental y emocional. Y de esta identificación, vinculación, de esta fusión, surge el ego. Ese ser que soy se va identificando, se va haciendo uno con sus vehículos (físico, emocional y mental), con los cuerpos y como consecuencia de ello surge el ego. Nosotros en esencia somos algo completo, somos plenitud total; pero para ‘bajar’ a este mundo y expresarnos y desenvolvernos en él necesitaremos unos instrumentos, unos vehículos; no se puede bajar de cualquier manera. Esos vehículos nos permitirán movernos por los distintos planos o ámbitos materiales.

Continuar leyendo

"La alegría de vivir, la alegría de morir"

manos   La verdad es que estoy emocionado, pero no es porque esté nervioso, me estaban entrando ganas de llorar y no sé por qué. ¿Qué os parece? ¿Será por la alegría de morir? Yo soy muy emocional, tengo una naturaleza muy emocional y de pronto surge esa emoción y no la retengo, de pronto la expreso. Cuando se me propuso dar una conferencia aquí en Cintruénigo pensé que era una buena razón para estar aquí con vosotros, en torno a este tema del morir, que en realidad es un tema muy del ser humano. Siempre decimos que el Yoga está siempre relacionado con el ser humano, el Yoga no es algo ajeno a nosotros, igual que la vida no es nada ajeno a nosotros. En algún momento de nuestra vida seguramente hayamos oído “somos un angelito caído del cielo”. Estas palabras tienen mucha profundidad porque si es verdad que somos un angelito caído del cielo, tenemos que descubrir ese angelito que está en cada uno de nosotros. Y ese angelito igual es algo muy cercano de nosotros, lo que sucede es que con las cosas tan interesantes que hay en la vida, parece ser que tenemos mucha necesidad de salir hacia afuera y al angelito le tenemos un poquito olvidado. Entonces el Yoga no es más que una invitación para descubrir al angelito que está en nosotros. Ese angelito que está en nosotros es una cosa muy sutil. Sutil significa que es algo que apenas se puede percibir, captar con los sentidos porque captar a ese angelito que está en nosotros, que alguna vez también le hemos llamado solete, cuesta percibirlo. Porque cuando nos dicen que somos un solete, no nos lo dicen porque seamos muy majos ¿o sí? La palabra solete puede ser sustantivo o adjetivo calificativo.

Continuar leyendo

La responsabilidad

 

...
Continuar leyendo

La Justicia como método

 

La difícil tarea de vaciar la agenda

La difícil tarea de vaciar la agenda

En una época donde impera el acceso a la información, el acceso a las redes sociales, a la conexión virtual, se ha creado lo que yo llamaría la época del YA y en consecuencia la época de la desconexión interna. Lo que antes tardábamos horas, días, podemos ahora atenderlo en cuestión de segundos o minutos. Y lo que a priori podría parecer una ventaja, esconde también su lado oscuro, y, es que el abuso de todo este despliegue de facilidades tiene la trampa de, entre otras cosas, saltarte los ritmos naturales y comenzar una carrera de estímulos para la que no parece que estemos preparados.

Quieres ver una peli? Cuál? La tienes online. Quieres escuchar una música? Cuál? La tienes online. Quieres leer un libro? Cuál? Lo tienes online. Quieres tener conocimiento sobre un tema? Cuál? Lo tienes online. Quieres contactar con tus amigos o ...

Continuar leyendo