Blog de Sanatana Dharma

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común

Yoga con dharma

kalkiEs grande la confusión en torno al Yoga. La visión tan superficial que impera ha hecho que su carta de presentación en Occidente, la asana, haya sido rebajada a mera posición física y ello haya contribuido a que el propio Yoga sea identificado principalmente como una disciplina física. 

Se hace necesario dar a conocer el Yoga en toda su profundidad, lo que obligatoriamente ha de ir de la mano del conocimiento del Dharma. 

En un misterioso y antiguo libro titulado: “La Luz del Sanatana Dharma”(Anusthana Chandrika), Sri Bhagavan Narayana, nombre con el que se conoce al Director Espiritual del Mundo, sentencia lo siguiente: 

“Escuchad bien con toda atención: ¡Nada hay más elevado que la Ciencia del Yoga! Todo está enraizado en el Yoga”.

Son dos frases que, como bien dice, necesitan de toda la atención de la que seamos capaces. Decir que algo es lo más elevado implica que no hay nada que tenga mayor importancia sobre la faz de la Tierra; es decir, que es algo fundamental, que “nos jugamos la vida en ello”. ¡Esto es muy fuerte! 

El Mundaka Upanishad lo apuntilla en boca del sabio Angirasa que reveló que la Ciencia es doble: la Superior, o Ciencia del Ser, y la Inferior, o Ciencia de la existencia cíclica (sámsara). Es decir: la Ciencia del Yoga, que apunta al Atmán, al Ser; y el resto de Ciencias, que nos relacionan con el cambiante devenir de la existencia, desde la mecánica hasta la astronomía. 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1 Comentario

"Si algo o alguien te lo puede quitar, no es tuyo"

si algoEsta misma mañana, a propósito de un luctuoso aniversario, alguien que viene desde hace mucho a clase me planteaba lo costoso de “dejar ir”, lo que cuesta soltar, desprenderse de aquello a lo que estamos apegados… Cuántos ríos de tinta habremos vertido sobre el apego, cuántas horas hablando de ello… Un verdadero problema para nuestra personalidad, a la hora de tranquilizar nuestro ánimo y encontrar la ansiada PAZ INTERIOR

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
0 Comentarios

Garbigune

brihasCiertamente ha sido una carambola, ya que en estos cinco años que llevo en esta esquina de Navarra, rayana con Guipúzcoa, no había conseguido encontrar trabajo.

Fue la llamada telefónica de un viejo conocido la que me abrió la puerta de poder trabajar en un Punto Limpio (Garbigune) para sustituirle en sus vacaciones de verano.

Fueron dos semanas de aprendizaje, en los dos Garbigunes de Donostialdea, para ir viendo cual era la función de esos lugares en los que se orienta a los usuarios a la hora de deshacerse de los residuos que se generan en las casas o simplemente desprenderse de objetos que, o no funcionan, o ya no los necesitan.

Contenedores para aparatos eléctricos y electrónicos, madera, chatarra-metales, vidrio, cartón, plásticos diferentes, de varios tipos, restos de poda, escombros, otros materiales más contaminantes y peligrosos, aceites, pinturas, pilas, radiografías…

En fin, es impresionante ver la cantidad de residuos que generamos y  los que estamos obligados a eliminar de manera selectiva.

El trabajo resultaba muy interesante para hacerme una idea del ritmo de consumo y el tremendo desatino de esta sociedad de la abundancia en que vivimos.

La obsolescencia programada se ve aquí en toda su crudeza, ya que es ingente la cantidad de aparatos electrónicos que se tiran todos los días. Algunos si, que ya no funcionaban aún y teniendo apariencia de nuevos, otros porque habían perdido comba y capacidad ante el ritmo de las necesidades de los nuevos sistemas y la tecnología, volviéndose ineficaces, lentos, obsoletos, y ya para rematar este pollo sin cabeza en el que nos hemos convertido, esos otros aparatos que aún y cuando funcionan bien, eran eliminados porque el coste de los consumibles (impresoras de tinta) hace que por poco dinero más elijamos otro aparato (impresora) nuevo. Pura entropía.

Recuerdo a un usuario, un egipcio, muy buena pinta el hombre, que traía un horno y vitrocerámica que funcionaban. Se veían usados, pero usables, la pregunta fue inevitable, ¿cómo vas a tirar esos aparatos que funcionan?. Me miró con ojos comprensivos, al fin y al cabo era un inmigrante, en su país quizás no lo hubiese tirado, y me contestó que sí, que era cierto, que no era muy sostenible tirar, deshacerse de aquello que funcionaba, pero que en el centro comercial que estaba al lado del P-L había una oferta de horno y vitrocerámica nuevos por 50€ al mes. brihas 2Me salió del alma, “¿y cinco años cogido de salva sea la parte pagando la dichosa oferta?”.

Su silencio resultó elocuente, los dos entendíamos que es difícil sustraerse al encanto del “compre ahora y pague después”, durante, como una muestra de que nuestro nivel de vida y consumo está ligado a equiparar ingresos a capacidad de endeudamiento. Es el ahorro de antaño del tengo, guardo, araño, siso… convertido en debo, la cita ineludible en la que la entidad bancaria, a primeros de mes, exige a mordiscos lo prestado, so pena de…

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
2 Comentarios

El fin de mi búsqueda

 Una historia de Amornandana

Hoy quiero sellar el fin de mi búsqueda

Te he pillado… y te suelto.

Dejar de buscar, dejar de esperar… un futuro mejor, una realidad mejor que la que se da aquí y ahora.

Te he pillado… y te suelto.

Me engañas prometiéndome completitud, plenitud… Y lo que hago es pelearme con el momento presente… y lo que hago es pelearme con la vida… y con ello sufrir y cerrar la puerta a la verdadera plenitud

Te he pillado… y te suelto.

Me llevas a interpretar la vida en aras a eso que busco… y con ello dejo de sentir la vida, dejo de vivirla.

Te he pillado… y te suelto.

Pero no me peleo contigo… te respeto, te doy la bienvenida siempre que quieras aparecer, te acojo y comprendo… comprendo tu herida, que es la mía.

Pero eres fruto de una grabación… de una experiencia de abandono, de un niño herido… que soy yo. Y te acojo… y me acojo… y te cuido… y me cuido. Este quien soy ahora tiene esa capacidad. Tengo la capacidad… porque sé donde está la fuente.

Me conectas con la carencia… surges de ella y en ella. Y desde ahí no se construye nada sólido… nada abierto. Porque en ella me hago pequeño… me separo de la Vida… me distancio de mí.

Y te daré la bienvenida siempre que te presentes… porque eres mi niño… porque eres yo, parte y todo de de mí… porque en las partes está en todo, como cada ola es océano. Y dejaré que me acompañes el tiempo que quieras… y te recordaré quien eres, te recordaré quien soy. Pero…

Hoy quiero sellar el fin de mi búsqueda…

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1 Comentario

¿Qué es el yoga?

jnana mudra

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1 Comentario

El socorrista

SOCORRISTA

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
0 Comentarios

Nada es lo que parece

Si no fuera que, a base de peinar canas, uno va haciéndose con la idea de lo que va siendo básicamente el ser humano, y su personalidad…, también a mí (como a tanta gente estudiosa y trabajando sobre estas cuestiones), me llamaría poderosamente la atención, , el tema de hasta qué punto nos dejamos “abducir” por los sentimientos que genera el juego emocional en kailas 2cuanto algo nos “toca” la fibra pertinente…

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
0 Comentarios

¡Tú eres un místico!

Esta exclamación es lo que escuché, medio en broma medio en serio, hace pocas fechas cuando en un grupo de amigos conversábamos sobre el “paso del tiempo”. MISTICO GANDALFYo contesté: claro que soy un místico, no se puede ser otra cosa, así que me pidieron aclaraciones sobre semejante afirmación.

...
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
0 Comentarios

La autorrealización como servicio

La palabra SERVICIO puede interpretarse de muy diferentes maneras de acuerdo con el contexto en el que la utilicemos. Si tenemos en cuenta el origen conocido de la palabra SERVIR, vemos que procede del latín "servare", que tiene dos acepciones que nos pueden interesar desde el punto de vista de la autorrealización, y que son en orden:

servicio 4 "observar(e)" y "preservar(e)". Es decir, preserva quien observa. Observar es, como ya sabemos, ver, sencillamente ver, sin identificarse con lo que se ve o es  visto. Observar es una función de la Conciencia, de nuestro Yo en su aspecto Conciencia. Preservar es proteger, cumplir con nuestros deberes. En el lenguaje del Yoga sería proteger el Dharma, o cumplir con nuestro Dharma, personal y espiritualmente hablando.

 Quien sirve es un SERVIDOR. Un servidor es pues aquél que observa y preserva. Y la acción útil de un servidor es el SERVICIO. Otra cosa diferente de servir es SERVIDUMBRE. Esta palabra implica dependencia, obligación, sumisión, esclavitud. Uno puede sentirse obligado, depender o ser esclavo de muchas cosas: sus jefes, sus amos, sus pasiones, sus fantasías, su cuerpo, etc.

 Quien tiene servidumbres no es un servidor sino un criado, un esclavo, es SERVIL. Ser-vil es ser un villano, es ser dependiente de lo inferior, es sentirse interiorizado, ser sumiso de los dictados de su yo inferior o personalidad y, en consecuencia, del entorno, de los demás o de lo que sea.

 Dicho de otra manera, un servidor es un ser libre de las ataduras de lo inferior. Ser servil es tener servidumbres, ser esclavo, aquél que se vende, aquél que se humilla, aquél que hace la pelota para conseguir algo.

 Todo depende de nuestro nivel de conciencia, del nivel de conciencia que tengamos de nosotros mismos. Y este nivel de conciencia depende del grado de interiorización que hayamos alcanzado.

 En la etapa humana en la que nos encontramos, esto se traduciría en que la conciencia debe ir adquiriendo la capacidad de abandonar la apariencia de la superficie (personalidad), con la que está confundida y, por tanto identificada, para descubrir su verdadera naturaleza profunda. Este es el trabajo meditativo.

 ¿Qué características debemos ir desarrollando en este trabajo? Podemos decir que son tres, y en este orden:

 1- Estar presentes.

 2- La presencia es activa.

 3- La presencia es influyente.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
0 Comentarios

¿Y tu qué Yoga?

 

Valora este artículo del blog: